20/12/14

Peter Handke: Canción del niño

PETER HANDKE: «LIED VOM KINDSEIN», 1987 | TRAD: J.R. GALLO, 2014

Cuando el niño era niño,
andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera río,
que el río fuera cascada,
y este charco el mar.

Cuando el niño era niño,
no sabía que era un niño;
todo para él tenía alma,
y todas las almas eran una.

Cuando el niño era niño,
no tenía opiniones sobre nada,
no tenía hábitos,
se sentaba con las piernas cruzadas,
echaba a correr de repente,
tenía un remolino en el pelo
y no posaba cuando le hacían fotos.

Cuando el niño era niño,
fue el tiempo de preguntas como estas:
¿Por qué yo soy yo y por qué no soy tú?
¿Por qué estoy aquí y por qué no allí?
¿Cuándo empezó el tiempo y dónde termina el espacio?
¿No es esta vida bajo el sol un sueño?
Lo que veo y oigo y huelo,
¿no es la apariencia de un mundo que oculta otro mundo?
¿Existe realmente el mal, y gente
mala de verdad?
¿Cómo es posible que yo, el que soy,
no existiera antes de existir,
y que un día yo, el que soy,
deje de ser este que soy?

Cuando el niño era niño,
no podía tragar las espinacas, los guisantes, el arroz con leche
y la coliflor cocida,
pero ahora come todo eso sin que sea una obligación.

Cuando el niño era niño,
despertó un día en una cama desconocida
y ahora le sucede a menudo,
muchas personas le parecían hermosas
y ahora es un hecho excepcional,
podía imaginarse claramente el paraíso
y a lo sumo ahora puede intuirlo,
no podía concebir la nada
y hoy se estremece ante ella.

Cuando el niño era niño,
jugaba con entusiasmo,
y ahora se entrega a las cosas como antes, pero solo
si esa cosa es su trabajo.

Cuando el niño era niño,
se conformaba con una manzana y pan,
y es así todavía.

Cuando el niño era niño,
las moras le caían en la mano como solo las moras caen
y así es todavía,
las nueces crudas le dejaban la lengua áspera
y así es todavía,
sentía en cada montaña
el deseo de una montaña cada vez más alta
y en cada ciudad
el deseo de una ciudad más grande,
y todavía es así,
cogía las cerezas de la copa del árbol emocionado
como hace hoy todavía,
sentía timidez ante los extraños
y la siente todavía,
esperaba la primera nevada,
y la sigue esperando todavía.

Cuando el niño era niño,
tiró un palo como una lanza contra el árbol,
y ahí sigue vibrando todavía.






Als das Kind Kind war,
ging es mit hängenden Armen,
wollte der Bach sei ein Fluß,
der Fluß sei ein Strom,
und diese Pfütze das Meer.

Als das Kind Kind war,
wußte es nicht, daß es Kind war,
alles war ihm beseelt,
und alle Seelen waren eins.

Als das Kind Kind war,
hatte es von nichts eine Meinung,
hatte keine Gewohnheit,
saß oft im Schneidersitz,
lief aus dem Stand,
hatte einen Wirbel im Haar
und machte kein Gesicht beim fotografieren.

Als das Kind Kind war,
war es die Zeit der folgenden Fragen:
Warum bin ich ich und warum nicht du?
Warum bin ich hier und warum nicht dort?
Wann begann die Zeit und wo endet der Raum?
Ist das Leben unter der Sonne nicht bloß ein Traum?
Ist was ich sehe und höre und rieche
nicht bloß der Schein einer Welt vor der Welt?
Gibt es tatsächlich das Böse und Leute,
die wirklich die Bösen sind?
Wie kann es sein, daß ich, der ich bin,
bevor ich wurde, nicht war,
und daß einmal ich, der ich bin,
nicht mehr der ich bin, sein werde?

Als das Kind Kind war,
würgte es am Spinat, an den Erbsen, am Milchreis,
und am gedünsteten Blumenkohl.
und ißt jetzt das alles und nicht nur zur Not.

Als das Kind Kind war,
erwachte es einmal in einem fremden Bett
und jetzt immer wieder,
erschienen ihm viele Menschen schön
und jetzt nur noch im Glücksfall,
stellte es sich klar ein Paradies vor
und kann es jetzt höchstens ahnen,
konnte es sich Nichts nicht denken
und schaudert heute davor.

Als das Kind Kind war,
spielte es mit Begeisterung
und jetzt, so ganz bei der Sache wie damals, nur noch,
wenn diese Sache seine Arbeit ist.

Als das Kind Kind war,
genügten ihm als Nahrung Apfel, Brot,
und so ist es immer noch.

Als das Kind Kind war,
fielen ihm die Beeren wie nur Beeren in die Hand
und jetzt immer noch,
machten ihm die frischen Walnüsse eine rauhe Zunge
und jetzt immer noch,
hatte es auf jedem Berg
die Sehnsucht nach dem immer höheren Berg,
und in jeder Stadt
die Sehnsucht nach der noch größeren Stadt,
und das ist immer noch so,
griff im Wipfel eines Baums nach den Kirschen in einem Hochgefühl
wie auch heute noch,
hatte Scheu vor jedem Fremden
und hat sie immer noch,
wartete es auf den ersten Schnee,
und wartet so immer noch.

Als das Kind Kind war,
warf es einen Stock als Lanze gegen den Baum,
und sie zittert da heute noch.


21/11/14

Presentando a Mario Ortega en Madrid

El viernes 21 de noviembre, esta vez con Fernando Barcia, nueva presentación del poeta Mario Ortega y su «Tan sin tiento». En el espacio de arte Quinta del Sordo.

 
 
 

20/11/14

Presentando a Mario Ortega en El Escorial

El jueves 20 de noviembre, en la Biblioteca Municipal de El Escorial, tuve el gusto de presentar a Mario Ortega en el estreno de «Tan sin tiento».

 
 

12/10/14

Gran acuidad

La literatura es el arte de la transparencia. A diferencia del orador o del echador de cartas, el escritor no reclama atención sobre sí. A los buenos ni se los ve. Se desvanecen y queda una corriente tenue como el picado rasante de la golondrina o los destellos del carbunclo. Aire antes que agua. Propósito: Invisibilidad.

22.10.2011

6/9/14

VIII Encuentros Poéticos en Infiesto (Asturias)

Sábado 6 de septiembre en el Oriente asturiano para participar en los VIII Encuentros Poéticos de Infiesto junto a Carmen Yáñez, Alicia Álvarez y Ricardo Pochtar. Presentaron Armando Vega, organizador de la jornada, y Carmen Barrera, alcaldesa de Piloña.

 
 
 
 

2/9/14

Fabio Morábito: Escritura veloz

«La poesía no es sinónimo de lentitud, como muchos creen. Es el atajo lingüístico por excelencia. Por eso los poemas suelen ser breves, un acelerador de partículas que permite saltar sobre muchas cosas e ir directos al grano. El poeta es un velocista».

Fabio Morábito
El País, 15.03.2014
> Artículo completo

1/9/14

Pablo d'Ors: Escritura revelación

«No escribo lo que pienso, sino que escribo para saber qué es lo que he pensado, lo que estoy pensando. Creo que eso es lo propio del escritor, que la escritura se convierte para él en un arte de revelación, no simplemente de comunicación. Y por eso es una aventura y es estimulante. Si uno ya sabe lo que va a escribir es muy aburrido transcribirlo».

Pablo d'Ors
ABC, 01.09.2014
> Artículo completo

23/8/14

Poesía en el Museo del Oro | 1ª Edición

El sábado 23 de agosto, lectura de poemas en el Museo del Oro de Asturias junto a Miguel Rojo, José Luis Piquero y Ricardo Pochtar.
 
En su primera edición, esta jornada de poesía llevó el título de «Preciado Metal». Presentaron Alba Iglesias, responsable del museo, y Marcos da Rocha, concejal de Turismo de Tineo.

 
 
 

22/8/14

Lectura en la Feria del Libro de Gijón 2014

Lectura en la Feria del Libro de Gijón organizada por Ediciones CGP junto a Estefanía González, Ana Lamela y Ricardo Pochtar.

 
 
 

25/7/14

Presentando a Ana Lamela en Gijón

El viernes 25 de julio, en el Antiguo Instituto de Gijón (CCAI), tuve el gusto de presentar a Ana Lamela en la lectura y performance sobre su nuevo libro «La exhibicionista».

 
 
 

23/7/14

«Estanque Limo» | Lectura en Oviedo con Estefanía González

Con este título, el pasado 23 de julio ofrecí una lectura conjunta con Estefanía González en la librería Santa Teresa de Oviedo. Presentó Musa Cafeína.

 
 
 
 

Lectura en Oviedo | 23.07.2014

14/7/14

Lluvia de poemas

Un antiguo videopoema (2010) sobre la acción poética «Lluvia de poemas» ejecutada por el grupo chileno Casagrande en el centro de Berlín.

Lluvia de Poemas (Regen der Gedichte), realizada por vez primera en 2001 sobre el Palacio de La Moneda en Santiago de Chile, rememora ataques aéreos reales sobre diversas ciudades.

Berlín-Lustgarten
28.08.2010


13/6/14

Alexander Lowen: Un ser creativo

«La máquina consigue ser eficiente limitándose a un patrón rítmico único. Evidentemente, un conjunto de máquinas puede realizar operaciones más complejas, en las que cada unidad realiza solo su operación única.

El humano, en cambio, tiene un número casi ilimitado de patrones rítmicos que corresponden a sus distintos estados de ánimo y deseos. Es capaz de modificar esos ritmos cuando cambia su motivación. Es capaz de tejer complejos patrones rítmicos para aumentar su placer y su alegría. Está, en otras palabras, biológicamente estructurado para el placer, no para la eficiencia. El hombre es un ser creativo, no un ser productivo».


Alexander Lowen, 1970
La experiencia del placer

12/6/14

Veta negra

Un poema medicina, poema flor, poema ánimo, aviso, ganas, riña, gota de sabiduría.
He guardado lo del embalse, por si lo borras
.

 

Cuando pase la nube
Detrás del agua turbia
Estaré y no te perderás

Tocarás la piedra
La pared lisa y curva de los días
Allí bajo el agua estaré

En el mar, un río
En la noche, veta negra
De la sangre, solo sangre

Sentirás el cauce
El agua lisa
No mires
Estaré; tú no te perderás